29 ago. 2012

Una historia verdadera - The straight story



Sinopsis:

Alvin Straight (Richard Farnsworth) es un achacoso anciano que vive en Iowa con una hija discapacitada (Sissy Spacek). Además de sufrir un enfisema y pérdida de visión, tiene graves problemas de cadera que casi le impiden permanecer de pie. Cuando recibe la noticia de que su hermano Lyle (Stanton), con el que está enemistado desde hace diez años, ha sufrido un infarto, a pesar de su precario estado de salud, decide ir a verlo a Wisconsin. Para ello tendrá que recorrer unos 500 kilometros, y lo hace en el único medio de transporte del que dispone: una máquina cortacésped.

Crítica:


Vi ésta película cuando era bastante pequeño, y no terminó de gustarme, sin embargo, ayer volví a verla, y lo cierto es que me gustó, es sencilla y por lo tanto se te hace muy corta por muy lenta que sea. La banda sonora está muy bien elegida para el tipo de película que es.La historia nos relata la travesía de un hombre de avanzada edad bastante campechano y testarudo que se dispone a cruzar 500 kilómetros desde Iowa hasta Wisconsin, donde vive su hermano, el cual acaba de sufrir un ataque al corazón y con el que no se habla desde hace 10 años. La película es bonita, pero no me resulto conmovedora, no digo que no lo sea, pero pocas películas me han llegado a emocionar, solo un par que tengo en mi lista si las queréis ver. Parece un filme normal y corriente, pero detrás de la apariencia sencilla hay un trasfondo, donde se oculta David Lynch con su surrealismo, el cual en mi opinión también ha inyectado surrealismo a "Una historia verdadera", ya que en estos tiempos no toda la gente es tan buena como lo demuestran en esta película; hay además otra característica de Lynch, haber si lo adivináis...¿No? ¿No se os ocurre nada? Pues la otra característica de Lynch es... los silencios eternos e incómodos! Así es, si os fijáis podréis observar que en más de una ocasión se ocasionan estos silencios, que el protagonista y otro tipo, sea cualquiera, después de decirse un par de palabras se quedan callados durante un largo minuto antes de volver a abrir la boca. En definitiva un drama sobre la vejez "a lo Lynch" que sin duda te absorbe con su bonita y sobrecogedora puesta en escena.

Nota: 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario