18 dic. 2012

Malditos bastardos - Inglorious basterds



Sinopsis:

Segunda Guerra Mundial. Durante la ocupación de Francia por los alemanes, Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) presencia la ejecución de su familia por orden del coronel nazi Hans Landa (Christoph Waltz). Después de huir a París, adopta una nueva identidad como propietaria de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) adiestra a un grupo de soldados judíos ("The Basterds") para atacar objetivos concretos. Los hombres de Raine y una actriz alemana (Diane Kruger), que trabaja para los aliados, deben llevar a cabo una misión que hará caer a los jefes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse.

Crítica:

Los bastarditos de Tarantino


Todo empezó una fatídica noche... Quentin estaba un día borracho en un bar con sus amigos, a lo que llegó una tía buena y sus amigos le apostaron 50 pavos a que no conseguía tirarsela. Ahí empezó todo. Quentin se dispuso a soltar todos sus masculinos y perversos encantos para conseguir la apuesta (así es, todo empezó solo por 50 pavos y un poquito de juerga con una zorrita de puritanos modales). Quentin le lanzó toda la artillería pesada y gracias a su agresiva sinceridad se la metió en el bote en un par de minutos. El pobre Tarantino no sabía lo que se le venía encima. La chica le dijo que fuera preparándose en su habitación mientras ella se arreglaba. Cuando ella entró en la habitación, él quedó pasmado. Quedó bastante claro que a esa chica no le iban las cosas normales. Ese fue el inicio de Tarantino.

De esa experiencia salió el Tarantino que se conoce hoy en día. De ahí surgió su famosa pasión por la violencia. Sin embargo, algo más surgió como resultado.

Después de hacer varias películas, resurgió de pronto esa noche. Le visitaron sus bastarditos, fruto de esa noche loca. Debido a las extrañas costumbres de la madre, los hijos no salieron normales: no solo poseían las características propias de Tarantino, sino que poseían la extrema y sádica zorrería de su madre, le amargaron la vida al pobre Tarantino. Tanto que tuvo que poner el título de su nueva película en su honor, de ahí surgieron los "Malditos bastardos".

Ahora pongámonos serios. Reconozco que es mi segunda película de Tarantino, algo que me avergüenza bastante, ya que la otra película que he visto es "Jackie Brown", que por lo que he oído, junto con "Malditos bastardos" es su película menos "tarantiniana".

Después de empezar con un arranque muy potente, se va mostrando poco a poco, bando por bando y situación por situación, las historias que se nos presentan, empezando a hilar el hilo de la trama (que hay que decir que el guión no es lo más potente de la película, aunque tampoco está tan mal), mostrando cada personaje a su manera, todos con un cierto toque de cabrones, todo hay que decirlo. A pesar de que su desarrollo no es su fuerte (aunque posee escenas memorables), tiene un estilo muy especial, con escenas de cinco a veinte minutos, algo no muy visto. Lo que hay que reconocer es su parte final, completamente inmejorable.

Sí la película, a pesar de su larga duración, se pasa rápidamente, es por sus toques momentáneos de humor negro y macabro, junto con sus agitadas escenas violentas, que sin duda aligeran mucho el ambiente. Sin duda lo que más me fascina es su increíble condescendencia de la vida humana, algo parecido había visto con Guy Ritchie, pero no de la misma forma. También hay que destacar su banda sonora (la canción de los créditos iniciales a lo "El padrino" me sorprendió), que también da su toque cómico a la película. Las actuaciones, pues mejores no podrían ser, Christoph Waltz muestra todo su talento concentrado en dos horas y media, lo mismo que Brad Pitt, que hace una caracterización de su personaje sencillamente sublime, la parte cómica de la película no sería nada sin él. Si verdaderamente hay que destacar algo por encima de todo es sin duda su tramo final, sangriento y completamente desternillante, verdaderamente brillante.

PD: Me parto con el acento italiano de Brad Pitt.

Nota: 8,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario