4 nov. 2012

Adiós pequeña, adiós - Gone baby gone



Sinopsis:

Basado en un best-seller del autor de "Mystic River", cuenta la historia de dos jóvenes detectives privados, Patrick Kenzie (Casey Affleck) y Angela Gennaro (Michelle Monaghan) que buscan a una niña de cuatro años, hija de una drogadicta (Amy Ryan), que ha sido secuestrada en uno de los barrios más sórdidos de Boston.

Crítica:

Melancólica visión de la tragedia griega


"Adiós pequeña, adiós" es una película que se te hace diferente desde el principio, por el modo en el que está filmada, por la melancólica voz en off, por su fotografía desoladora y oscura (aunque en cierto modo esperanzadora) o por su guión, que nunca termina de encajar en ningún tópico gracias a su alternación entre drama profundamente moral y thriller grotesco y enrevesado.

Digamos que la parte de suspense es notable, de 8, bien elaborada, con algún que otro interesante giro de guión y de desarrollo interesante e inteligente; por otra parte está el lado dramático (y el más interesante de la película) que es digno de 9,5 rozando el 10, ¿por qué? Pues porque verdaderamente te incita a rebuscar dentro de ti mismo y buscar tu respuesta ante las situaciones a las que se enfrenta el protagonista, empiezas a preguntarte "¿yo haría lo mismo?", y a pesar de que creas haber encontrado la solución no es tan fácil, nunca es tan fácil, en el fondo sabes que hasta encontrarte con esa situación nunca sabes como serías capaz de reaccionar, hasta que nos vemos en situaciones extremas nunca nos conocemos a nosotros mismos del todo.

La película se muestra en más de una ocasión verdaderamente descarnada y sórdida, a pesar de la melancólica presencia de la crepuscular fotografía y de la voz de Casey Affleck (que nos demuestra sus grandes dotes para crear profundidad y tristeza).

Entretenida, profunda, intrigante y desoladora, creo que se merece una oportunidad.

Nota: 8,5


No hay comentarios:

Publicar un comentario