8 nov. 2012

Manhattan



Sinopsis:

Isaac Davis, un neoyorquino de mediana edad, lo tiene todo, si por todo entendemos un trabajo que odia, una novia de 17 años a la que no ama y una ex esposa lesbiana a la que desearía estrangular, porque está escribiendo un libro en el que cuenta las intimidades de su matrimonio. Pero su vida cambia cuando conoce a Mary, la sexy e inteligente amante de su mejor amigo, y se enamora perdidamente de ella. Dejar a su novia, acostarse con Mary y abandonar su trabajo no es más que el comienzo de la búsqueda de sí mismo.

Crítica:

La ciudad de los sueños

Una gran película del genio Woody Allen, a pesar de no estar a tan alto nivel de otras películas del mismo director como "Match Point" o "Annie Hall" (según mi humilde opinión). Sin duda posee unos elementos técnicos más que sobresalientes, como el magnífico guión o la sofisticada fotografía en blanco y negro. No se desarrolla como las demás películas de esta clase (comedia romántica entre Woody Allen y Diane Keaton), sino más bien adquiere una luz propia muy distintiva en cuanto a los diálogos y a la ligera, agradable y siempre agradecida chispa filosófica distintiva de Allen. Esta vez los diálogos rebozan de una intimidad muy característica, como si Woody se estuviera interpretando a él mismo con sus pensamientos, sus defectos y sus virtudes (véase como defiende a Ingmar Bergman). Sin duda otro elemento característico de "Manhattan" es su preciosa fotografía, una mirada a la parte más bella de Nueva York utilizando la mejor fotografía en blanco y negro junto con la estupenda banda sonora a ritmo de jazz (también característica en el cine de Allen), concretando especialmente con la monumental "Rhapsody in Blue", que le añade un aire esplendidamente ligero mientras se funde con las vistas de Manhattan. Una Meryl Streep jovencita me he encontrado en esta película (reconozco que entonces era bastante guapa) con una verdadera cara de sorpresa ya que en ningún momento me había fijado en el reparto (en esta etapa del director ya suponía la presencia de Diane Keaton). En definitiva, una merecida película de culto por sus curiosos y bien conseguidos elementos tanto en estética como en contenido.

Nota: 7,75


No hay comentarios:

Publicar un comentario