13 nov. 2012

Como en un espejo - Säsom i en spegel



Sinopsis:

Durante un hermoso verano, un escritor, siempre demasiado ocupado y de temperamento frío y distante, va a pasar unos días con sus hijos, un adolescente y una joven con problemas mentales, que está casada con un médico que la cuida con gran ternura. Su estancia en la isla donde viven sus hijos desencadena una crisis que los afecta a todos, pero especialmente a él, porque toma conciencia de su incapacidad para darle a su familia lo que espera de él.

Crítica:


Mi tercera película de Bergman. Tengo que admitir que Bergman oficialmente me apasiona. "Como en un espejo" es una película ante todo sincera, tierna, trágica y profunda, que a pesar de no estar tan cargada de reflexiones filosóficas como la mayoría de las obras de Bergman si que contiene cierto sentido moral, de las relaciones humanas y de la sinceridad. Esta es una de las películas menos conocidas de Bergman, aunque eso no la coloca por debajo de las demás, esta es en cierto modo una de las películas de Bergman más fáciles de ver, a la vez que más profunda, no aburre, sino interesa, te mantiene atento, intrigado en cierto modo. A parte de los aspectos técnicos perfectos siempre presentes en las obras de Bergman (además de los guiones siempre excelentes, la dirección estupenda, no nos olvidemos que es de Ingmar Bergman de quién estamos hablando, la siempre maravillosamente bella y bien elegida fotografía) cabe destacar las actuaciones (aunque en general también suelen ser de alta calidad, sobretodo en las dos películas que he visto, "El séptimo sello" y "Persona", magistrales), unas actuaciones de lo más brillantes y enternecedores, que te hacen meter la piel de gallina y te permiten residir dentro de la película como si fueras un fantasmagórico intruso, Harriet Andersson, la actuación principal, verdaderamente lograda (yo diría más que eso), sin mencionar las geniales actuaciones de los siempre bienvenidos Gunnar Björnstrand (me fascinó en "El séptimo sello") y de Max von Sydow (un actor que me ha encantado desde en "El séptimo sello" hasta en actuaciones cortas, secundarias y muy posteriores como en "Hannah y sus hermanas", donde Allen cogió a uno de los títeres favoritos de su ídolo). No creas que es una película inferior de Bergman, desconocida sí, pero no peor por ello. Una joya que debería darse a conocer como película de culto.

Nota: 8,75

No hay comentarios:

Publicar un comentario