25 jul. 2012

Una historia de Brooklyn - The squid and the whale


 
  
Sinopsis:

Park Slope, Brooklyn, 1986. Cuando Walt Berkman, un influenciable chico de 16 años, finge que es suya la canción de Pink Floyd "Hey You" y la canta en un acto del instituto, tenía muy claros sus motivos. "Sentía que podía haberla escrito yo, así que el hecho de que ya estuviera escrita no dejaba de ser un mero tecnicismo." Al mismo tiempo, su hermano Frank, de doce años, bebe cerveza y habla sin pudor de la vida sexual de su madre. Ambos simplemente reaccionan ante la bomba que ha estallado en el seno de su apacible vida familiar: sus padres, Bernard –otrora un prometedor escritor y ahora un profesor de mediana edad- y Joan –una prometedora escritora que va a publicar un libro- anuncian que se separan. Los cimientos familiares se tambalean. Walt y Frank se enfrentan a lo que es repartirse los fines de semana y al desbarajuste de pasar una noche con uno y otra noche con otro. Los niños tienen que lidiar con los sentimientos confusos y contradictorios que experimentan como consecuencia del repentino fracaso matrimonial de sus padres. 

Crítica:

The squid and the whale

Una clara muestra de porque un aficionado al cine tiene que adentrarse en el misterioso mundo del cine independiente, una película "hollywoodiense" no podría ser así, una película de Hollywood no puede ser profunda. Sin duda es una película muy especial, y en parte tampoco es demasiado creíble, aún así irradia alguna clase de sustancia que hace que te parezca una película innovadora y especial. Las actuaciones son buenas, concretamente los dos hijos (Jesse Eisenberg, que siempre me ha encantado y Owen Kline) que nos ofrecen meternos en su piel para descubrir que pasa en sus mentes y en sus corazones de manera que podamos vivir sus actos. Cómicamente emotiva, no hay ninguna manera de describirla. Tengo que reconocer que el final es bastante bonito, me ha gustado más de lo que pensaba. Una obra realmente diferente y especial que creo que vale la pena ver y conocer en lo que puede meterse uno al ver un drama independiente, una película ásperamente sincera y profunda.

Nota: 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario